• Francisco Álvarez

Qué son los sueños y cómo aprovecharlos en Terapia

Es recurrente hablar de los sueños en el sentido del anhelo, de lo que buscamos, deseamos, a veces como algo a alcanzar, que tiene un sentido, y también algo que sabemos o mejor creemos inalcanzable, tal vez la propia utopía.


También decimos … tengo sueño, cuando estamos cansados, con ganas de dormir, y a los niños les decimos de pequeños, ah si tienes sueño — o al adolescente… ve a dormir que estás cansado, etc.


El lado que nos interesa, es el del Sueño como un fenómeno de origen inconsciente que se experimenta a diario, cada vez que pretendemos descansar, y empezamos con el llamado ciclo del sueño. Este consta de cinco fases, dónde en la quinta, llamada MOR (movimiento ocular repetitivo), se presentan la mayor cantidad de sueños vívidos y narrativos; también las pesadillas (Figueroba, 2020).


Esto de tener sueños, ocurre como un hecho independiente de la voluntad del soñante y agreguemos que siempre soñamos, aunque no siempre éstos pasan el umbral de la consciencia y podemos recuperarlos desde el estado onírico al de vigilia. También es cierto que es frecuente que tengamos períodos donde recuperamos más sueños, o nos afanamos en prestarles atención o como también pasa regularmente, no tenemos consciencia de nuestros sueños.


Entre los griegos, Homero en la Ilíada (canto XIX), nos cuenta un sueño de Penélope, en el que …” veinte ocas, comen trigo en su casa…, quienes son muertas por un águila…” refiere a la ocupación en la mansión en Ítaca de Odiseo (y en ausencia de éste), de los pretendientes (ocas) de Penélope, que aspiraban a casar con ella. Habíanse instalado en su casa, bebiendo y comiendo, a la espera de que eligiera un pretendiente. La Ilíada nos narra este sueño premonitorio, de la llegada del héroe de Troya (Odiseo, el águila), que mata a cada uno de los pretendientes, tal y como narra el sueño simbólicamente. Es necesario recordar que la Ilíada junto con la Odisea, dos de los libros que escribió el gran Homero, lo fueron en el siglo VIII A.C, es decir hace 2800 años aproximadamente (Odisea,2020).


También en toda Grecia, existían los Asclepiones, (año300 AC). El culto de Esculapio se hizo muy popular y los peregrinos acudían en masa a sus templos, para ser curados de sus males. Se informaba de todos los sueños o visiones a un sacerdote quien prescribía el tratamiento adecuado por un proceso de interpretación. Al despertar el paciente relataba un sueño enviado por un Dios, que contenía el diagnóstico y posiblemente tratamiento. Esto sucedía en los aprox.300 templos construídos como verdaderos Sanatorios hace 2300 años atrás en la avanzadísima sociedad helena (Asclepio,2019).


Asclepión en Epidauro (Grecia) - foto de Ahmet Demiroglu

Jung reconoce la capacidad esclarecedora de la situación del paciente, que nos aporta sus sueños. Estos traen recuerdos, conocimientos y vivencias, lo que está latente y dormido en él, lo inconsciente de las relaciones, enriqueciendo y ampliando la experiencia de sí mismo. Adicionalmente, subraya la conexión que podemos observar en las series de sueños del paciente, que develan simbólicamente y en forma espontánea, aspectos de su camino de individuación (Jung, 2004).


La posibilidad de conocerse a través de la terapia, no desconoce la riqueza de los contenidos simbólicos que tienen los sueños, la información que nos brindan para nuestro viaje individuante. El propósito de trabajar con los sueños del paciente, como con sus fantasías, desde un punto de vista simbólico, apunta a develar contenidos atrapados en el inconsciente, que al ser conscientes, liberan energía vital y nos traen un nuevo conocimiento de nosotros mismos.


Siempre soñamos, en todas las etapas de la vida, en aquellas que marcan un punto de inflexión o pasaje, soñamos más. Todos los sueños que nos vienen, nos hablan y todo esto que hablan, es para descubrir, conocer y transformar.


“El sueño es el símbolo de la aventura individual, alojado tan profundamente en la intimidad de la consciencia, que escapa a su propio creador, el sueño nos aparece como la expresión mas secreta y más impúdica de nosotros mismos” (Gaussen, en Chevalier y Gheerbrabt, 2018).

En la terapia, hay un espacio para los sueños, las fantasías, las imaginaciones, y todas las expresiones de nuestro ser que nos lleven a un conocimiento más profundo de nosotros. Es nuestro derrotero asombrarnos juntos con tus sueños, y el entrenamiento en este arte de recorrerse para saberse más.


. .


Alex Figueroba, recuperado de https://psicologiaymente.com/psicologia/fases-del-sueno el 21 de abril de 2020.

Asclepio. (2019, 24 de noviembre). Wikipedia, La enciclopedia libre. Fecha de consulta: 21:49, noviembre 30, 2019 desde https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Asclepio&oldid=121551041.


Gaussen,F.Chevalier&Gheerbrant (2018). Diccionario de los Símbolos pag.959.Ed. Herder.Barcelona.


Jung, Carl G. (2004). La dinámica de lo inconsciente.O.C 8.Editorial Trotta. Madrid.

Odisea, recuperado de https://narcosismagica.wordpress.com/2015/11/29/sueno-de-penelope/, el 15 de diciembre de 2019.

75 vistas

© 2020 Psicólogo Francisco Álvarez